Consejos para enseñar el correcto uso del cubrebocas - ITYC
Instituto Técnico y Cultural

55 5543 1424

Consejos para enseñar el correcto uso del cubrebocas

Se conoce que las mascarillas ayudan a frenar la transmisión del virus de la COVID-19, pero su uso no significa que sea fácil acostumbrarnos a utilizarlo.

En el ITYC, sabemos que llevarlo puesto es necesario, incluso, cuando volvamos a las instalaciones, este será obligatorio para poder tener acceso a la escuela y esto se debe a que los cubrebocas evitan que las gotículas que expulsamos a través del habla, toser, estornudar o cantar, se esparzan en el ambiente, lo cual podría provocar contagios si alguien que ejecuta estas acciones, porta el virus.      

Después de seis meses de confinamiento, es posible que los pequeños ya hayan tomado el uso del cubrebocas como un hábito, y es que es justo en lo que se convierte: un modo de vida.

Explicarles de manera abierta y comprensiva que, dada la situación actual, toda la familia deberá utilizarlo, porque así nos cuidamos todos, sobre todo a los miembros más vulnerables.

Animar a tus hijos a participar en la elección del mejor cubrebocas, los hace parte de la solución. En el mercado existen distintos diseños llamativos y llenos de color que les pueden resultar atractivos y entre más capten su atención, les será más fácil llevarlo puesto.

Dar el ejemplo es primordial, si ellos están viendo constantemente que utilizar cubrebocas es lo adecuado, se apropiarán de él; los niños detectan las incoherencias con gran facilidad.

Actualmente, podemos clasificar los cubrebocas en dos categorías:

Mascarillas higiénicas: comúnmente, están hechas con tela

Mascarillas médicas: están hechas con un material especial, que comúnmente se emplea en los hospitales por el personal médico y de enfermería. Su uso se recomienda para todas aquellas personas que tienen un mayor riesgo de contraer la enfermedad, por ejemplo, las personas mayores.

Si te decides por una mascarilla de tela, la Organización Mundial de la Salud recomienda aquellas que tienen tres capas con las siguientes características:

  • una capa interna de un material absorbente como el algodón
  • una capa intermedia de un material no tejido como el polipropileno
  • una capa exterior de un material no absorbente, como el poliéster o una mezcla de poliéster

Cualquiera de estas debe cubrir la nariz, boca y barbilla.

Los cubrebocas para los niños deben ser los correctos, es decir, tener las medidas adecuadas para su rostro pequeño. Este requiere cubrir barbilla, nariz y boca; que no quede ningún hueco a los lados ni bloquee su visión. También es necesario asegurarse que pueda respirar sin sobresaltos mientras conversa o camina rápido.

Para lavar las mascarillas, es necesario hacerlo con jabón o detergente, de preferencia, con agua caliente. Si eligen la lavadora, que sea en el ciclo más caliente dependiendo del tipo de tejido.  Su secado debe ser completo y al finalizar, se recomienda guarda en una bolsa limpia.

En cualquier caso, es importante recordar que el uso del tapabocas por sí sólo no es suficiente para frenar la transmisión: todos debemos seguir con la sana distancia y lavarnos las manos con frecuencia.

Artículos recientes