Autoestima, base de una amor sano

Autoestima, base de un amor sano

Al autovalorarnos, construimos el camino que nos lleva a valorar a otra persona, reconocer sus capacidades, cualidades, defectos, debilidades, potencialidades y, con todo ello, a aceptarla y a ofrecerle lo que tenemos en el interior; valorarnos significa hacer a dicha persona partícipe de una parte de nuestra interioridad.

En el momento en que llegas. a encontrarte a ti mismo, es cuando estás en condiciones para encontrar al amor de tu vida.

Porta-111

A PARTIR DE LA ACEPTACIÓN propia es como se constituye la unidad básica que fundará un amor verdaderamente libre. Si parto de que me acepto a mí mismo, entonces puedo exigir (como condición para formar una relación de noviazgo o matrimonio) la aceptación de la persona que dice amarme y a la cual amo.

Actualmente, gracias a la distorsión de la imagen psicológica propia por el bombardeo de los medios de comunicación, a la falta de reconocimiento de la dignidad propia y a la poca valoración que muchas personas tienen de ellas mismas, es como comienza a producirse una autoestima baja. Esto puede desencadenar relaciones de noviazgo con codependencia o tolerar abusos y maltrato por parte del cónyuge.

Es fundamental considerar con claridad que debemos empezar por reconocernos cada uno como seres humanos poseedores de dignidad, para después asimilar nuestro valor y alcanzar una visión objetiva de él; partir de que nos tenemos amor propio para, posteriormente, ser capaz de ofrecer amor a otra persona. De ahí, la trascendencia de la dignidad entendida como el valor ontológico que la persona posee por el hecho de ser. Con ella se consolida la base de una relación sana de noviazgo para, posteriormente, poder construir un matrimonio con la fortaleza necesaria y superar los retos que puedan presentarse.